Tema 10: Clasificación de Tejidos - Meristemas

10.2. MERISTEMAS APICALES O PRIMARIOS

Los meristemas apicales o primarios son los responsables de la formación del cuerpo primario de la planta. Se encuentran en los ápices de raíces y tallos, principales y laterales. En el tallo, el meristema apical o cono vegetativo está protegido por los primordios foliares que lo envuelven formando las yemas. 

El meristema primario de raíz presenta una particularidad: está protegido por la caliptra contra los daños mecánicos causados por el suelo. Por presentar este tejido, el meristema del ápice radical suele llamarse subapical. Además, las raíces laterales son endógenas y se originan en zonas ya diferenciadas. 

Esquema de la organización del cuerpo de una dicotiledónea
Yema: vista superficial y corte longitudinal
Meristema apical de tallo de Elodea sp.

Apice de una raíz, corte longitudinal

 Imágenes tomadas de Nultsch

    Las células de los meristemas primarios son pequeñas, isodiamétricas, no dejan entre sí espacios intercelulares, su pared es primaria, constituida solamente de celulosa y compuestos pécticos. El protoplasto es denso, con RE poco desarrollado, rico en ribosomas y dictiosomas, con mitocondrias, plástidos en forma de proplastos y núcleo voluminoso, ocupando posición central en la célula. Generalmente tienen pocas vacuolas y pequeñas, dispersas en el citoplasma.

    Crecen por crecimiento plasmático, es decir por formación de nuevo protoplasma, mientras las células de los demás tejidos crecen por dilatación, o sea por aumento del tamaño de las vacuolas.

Células meristemáticas de raíz de cebolla. 
(Obsérvese el núcleo voluminoso y de posición central)

MERISTEMA APICAL DEL TALLO 

El ápice vegetativo del tallo es el asiento del meristema apical y sus meristemas primarios derivados.
La expresión meristema apical se usa para designar la porción del ápice vegetativo que queda por encima del primordio foliar más joven. Tiene forma variable: reducido y cónico en Coníferas, ancho y plano en Cycas, estrecho y alargado en algunas monocotiledóneas y dicotiledóneas. 

 

Meristemas apicales

Meristema apical de Anemopsis (foto MEB)

Corte longitudinal de meristema apical de Elodea (foto MO)

Imagen tomada de Mauseth

 

Corte longitudinal de meristema apical de tallo de Oroya depressa (Cactaceae) 
LP: primordios foliares

Imagen tomada de http://www.sbs.utexas.edu/mauseth/weblab

Todos los meristemas apicales presentan células iniciales, que se caracterizan por dividirse de la siguiente manera: una célula hija se conserva como célula inicial, mientras que la otra será una célula derivada. De este modo el meristema se autoperpetúa y el número de células iniciales permanece constante.

Las células iniciales permanecen meristemáticas y se dividen espaciadamente; las células derivadas se dividen activamente produciendo las células que se diferenciarán pasando a integrar el cuerpo de la planta. El conjunto de células iniciales y las primeras derivadas recibe la denominación de promeristema

 Corte longitudinal del ápice del vástago de Coleus

Las células derivadas se diferencian progresivamente a través de cambios en las células (tamaño, vacuolización, frecuencia y orientación de las mitosis) en los tres meristemas primarios derivados (denominados meristemas transicionales por Moore): 

protodermis

procámbium y 

meristema fundamental

los cuales formarán respectivamente los sistemas de tejidos: dérmico, vascular y fundamental.

Planos de división

Según como sea el plano de la división celular, en relación con la superficie del órgano, las divisiones reciben distinta denominación.  Si la división es paralela a la superficie se denomina periclinal; si es perpendicular, se denomina anticlinal. Si el plano de la división es intermedio, se denomina oblicua

División anticlinal

División periclinal

Imagenes modificadas de  http://www.sbs.utexas.edu/mauseth/weblab

División oblicua en meristema de raíz de maíz

Según el plano predominante en las divisiones celulares, las células derivadas pueden presentar distintos tipos de crecimiento. Cuando las células se dividen según varios planos se produce crecimiento en volumen; cuando predominan las divisiones anticlinales, crecimiento en superficie, dando por resultado un órgano laminar. El crecimiento en espesor del órgano ocurre por predominio de divisiones periclinales.

Tema anterior Página Principal Tema siguiente

Tema 1 ] Tema 2 ] Tema 3 ] Tema 4 ] Tema 5 ] Tema 6 ] Tema 7 ] Tema 8 ] Tema 9 ] Tema 10 ] Tema 11 ] Tema 12 ] Tema 13 ] Tema 14 ] Tema 15 ] Tema 16 ] Tema 17 ] Tema 18 ] Tema 19 ] Tema 21 ] Tema 20 ] Tema 22 ] Tema 23 ] Tema 24 ] Actividades ]

 

Botánica Morfológica: www.biologia.edu.ar/botanica
Morfología de Plantas Vasculares - Facultad de Ciencias Agrarias, Sgto. Cabral 2131
2001- 2006 © Todos los derechos reservados 
Universidad Nacional del Nordeste
, Corrientes, Argentina
WEBMASTER: Dra. Ana Maria Gonzalez, CONSULTAS: Prof. Titular Dra. Ma. Mercedes Arbo