Tema 11: Parénquima

11.1. Caracteres generales, clasificación

Parénquima fundamental

El término parénquima deriva del griego para (al lado de) y enquima (cosa vertida), combinación de palabras que expresa el concepto antiguo de que el parénquima era una sustancia semilíquida vertida entre los tejidos sólidos.

El parénquima constituye el tejido fundamental en varios aspectos:

 
bullet

Filogenético, porque es el precursor de los otros tejidos; las primeras plantas constituidas por verdaderos tejidos estaban compuestas sólo de parénquima. 

bullet

Ontogenético, porque es el más primitivo, sus células son las más parecidas a las embrionarias.

bullet

Fisiológico, porque es el asiento de actividades esenciales para la planta tales como fotosíntesis, respiración y almacenamiento.

CARACTERES GENERALES

El parénquima está constituido por células vivas, generalmente bien vacuoladas, fisiológicamente complejas, en general con paredes primarias, poco diferenciadas, capaces de reanudar la actividad meristemática. A esta capacidad deben las plantas la posibilidad de cicatrizar las heridas, regenerar tejidos, y formar nuevos vástagos y raíces adventicias.

Parénquima fundamental en corte transversal de tallo de Helianthus annuus, girasol (Dicot.)

Parénquima fundamental  en Dicotiledónea

CLASIFICACIÓN

Se reconocen diferentes tipos de parénquima de acuerdo con su función:

bulletFundamental
bulletClorofiliano
bulletReservante
bulletAcuífero
bulletAerénquima
bulletAsociado a los tejidos de conducción

ORIGEN DE LOS TIPOS DE PARÉNQUIMA

Los parénquimas localizados en el cuerpo primario de la planta (fundamental, clorofiliano, reservante) se diferencian a partir del meristema fundamental. El parénquima asociado a los tejidos de conducción primarios y secundarios se origina respectivamente a partir del procámbium y del cámbium
En las angiospermas el parénquima reservante que constituye el endosperma de las semillas se origina en  la doble fecundación, proceso que tiene lugar durante la reproducción sexual.  El parénquima que constituye la felodermis en los tejidos de protección secundarios de tallo y raíz es originado por el felógeno

Meristema apical de Coleus mostrando los meristemas primarios derivados

Meristema apical

horizontal rule

PARÉNQUIMA FUNDAMENTAL

bulletLocalización: el parénquima fundamental forma la médula y el córtex  de tallos y raíces, la pulpa de los frutos y es en general el tejido de relleno en cualquier órgano.

Células del parénquima fundamental en tallo de Zea mays, maíz (Monocot.)

Parénquima fundamental en Monocotiledónea
bulletFunción: en el cuerpo de la planta el parénquima fundamental constituye la masa en la que se encuentran incluidos todos los demás tejidos. Gracias a la  turgencia de sus células sirve para dar solidez general al cuerpo vegetativo.
bulletEstructura: Puede ser un tejido compacto o tener espacios intercelulares. Las células del parénquima fundamental  tienen forma poliédrica, son isodiamétricas. Cuando tienen espacios intercelulares pequeños, tienen un promedio aproximado de 14 caras. Un poliedro geométricamente perfecto de 14 caras, 8 hexagonales y 6 cuadradas se designa como ortotetradecaedro.

Parénquima fundamental en corte transversal de pecíolo de Victoria regia, irupé (Dicot.). Foto MEB. Esquema de ortotetradecaedro
Parénquima fundamental (Foto MEB) Célula parenquimática ortotedraédrica

Esta figura ideal es extremadamente rara entre las células vegetales, pero como las células tienden a lograr la forma que consiga la mayor economía de espacio, es decir superficie mínima con volumen máximo, toman formas aproximadas. En el parénquima de frutos de Citrus y en pecíolos de helechos se estudió la forma de las células, y se vió que 14 es el número de caras más común. 

Dos factores que determinan la forma de las células son: la diferencia en tamaño de células vecinas, y la presencia de espacios intercelulares.

Las paredes celulares son muy delgadas, con campos primarios de puntuaciones. A veces las células del parénquima cortical o medular pueden tener pared muy gruesa, incluso lignificada, con puntuaciones simples.

Parénquima fundamental en corteza de tallo de Sambucus australis, sauco (Dicot.) 

Parénquima medular de raíz de Zea mays, maíz (Monocot.), con paredes gruesas y puntuaciones simples

Parénquima fundamental

Parénquima  medular de raíz de Zea mays

Imagen tomada de Warmbrodt R.

Generalmente no presentan cloroplastos sino leucoplastos; cuando hay cloroplastos, éstos tienen grana poco desarrollados. Las vacuolas están generalmente muy bien desarrolladas; pueden almacenar antocianinas, taninos o cristales en células comunes o idioblastos. 

Célula de Beta vulgaris, remolacha (Dicot.) con pigmentos antociánicos disueltos en el jugo celular

Células de Capsicum annuum, morrón (Dicot.), conteniendo cromoplastos

Célula parenquimática con pigmentos antociánicos

Célula parenquimática con cromoplastos

En la pulpa de los  frutos pueden hallarse células con abundantes cromoplastos.

Página Principal Capítulo siguiente

Tema 1 ] Tema 2 ] Tema 3 ] Tema 4 ] Tema 5 ] Tema 6 ] Tema 7 ] Tema 8 ] Tema 9 ] Tema 10 ] Tema 11 ] Tema 12 ] Tema 13 ] Tema 14 ] Tema 15 ] Tema 16 ] Tema 17 ] Tema 18 ] Tema 19 ] Tema 20 ] Tema 21 ] Tema 22 ] Tema 23 ] Actividades ] Tema 24 ]

 

horizontal rule

Botánica Morfológica: www.biologia.edu.ar/botanica
Morfología de Plantas Vasculares - Facultad de Ciencias Agrarias, Sgto. Cabral 2131
2001- 2013 © Todos los derechos reservados 
Universidad Nacional del Nordeste
, Corrientes, Argentina
WEBMASTER: Dra. Ana Maria Gonzalez, CONSULTAS: Prof. Ma. Mercedes Arbo