Tema13: EPIDERMIS

13.1. Características generales

La epidermis es el sistema de células, variable en estructura y función, que recubre el cuerpo primario de la planta: tallos verdes, raíces, hojas, flores, frutos y semillas.

Funciones normales.  Las principales son: protección mecánica de tejidos subyacentes, restricción de la transpiración, regulación del intercambio gaseoso. Además, como las células de la epidermis forman una capa compacta, sin dejar espacios intercelulares, contribuyen a dar sostén a la planta.

La epidermis de la raíz, la rizodermis, tiene por función la absorción, y también la tienen ciertas porciones de la epidermis foliar de las plantas epífitas donde la raíz tiene solamente función de fijación. 

Otra función es la defensa contra otros organismos: hay una serie de adaptaciones epidérmicas que impiden que los insectos depositen sus huevos, o coman las plantas (pelos, sustancias tóxicas, etc.)

Funciones especiales.  Una de ellas es la percepción de estímulos para la ejecución de movimientos násticos y reacciones fotoperiódicas.  Durante el proceso de reproducción sexual, en la epidermis del estigma tienen lugar las reacciones de reconocimiento del polen, y su consecuente aceptación o rechazo.  Otras funciones cumplidas en casos especiales son la fotosíntesis, secreción, diseminación (por ejemplo a través del desarrollo de pelos), fijación de frutos y semillas al suelo (por ej. con la producción de mucílago).

ORIGEN

La epidermis del vástago se diferencia a partir de la protodermis, que a su vez se origina en la capa más externa de la túnica del meristema apical.  La epidermis de la raíz se diferencia a partir del  dermatógeno, que puede originarse en un grupo de células iniciales independiente del meristema, o conjuntamente con otras células.  

Meristema apical de tallo de Coleus  Meristema apical de raíz de Pteridófita

Imagen de http://www.sbs.utexas.edu/mauseth/

 

Para originar los diferentes tipos de células de la epidermis, las células de la protodermis sufren divisiones desiguales, formando células grandes y pequeñas.  Las más grandes formarán las células fundamentales o células epidérmicas propiamente dichas, y las pequeñas originarán células especializadas.  Estas últimas son meristemoides, células que sufren unas pocas divisiones y que retienen la actividad meristemática en tejidos cuyas células ya están en vías de diferenciación.  

Células de la protodermis - Coleus

Imagen modificada de http://www.sbs.utexas.edu/mauseth/

La epidermis madura generalmente pierde la actividad meristemática, sin embargo cuando persiste en tallos perennes (Acer striatum; Firmiana: 40 años), sus células siguen dividiéndose para compensar el crecimiento del órgano que cubren. 

Las células epidérmicas pueden desdiferenciarse para originar el felógeno, y excepcionalmente para producir yemas adventicias, como sucede en las hojas de Kalanchoe.

DURACION

Los órganos con escaso o nulo crecimiento secundario conservan la epidermis mientras viven.  Cuando hay crecimiento secundario, la epidermis generalmente es reemplazada por la peridermis.

Página Principal Capítulo siguiente

Tema 1 ] Tema 2 ] Tema 3 ] Tema 4 ] Tema 5 ] Tema 6 ] Tema 7 ] Tema 8 ] Tema 9 ] Tema 10 ] Tema 11 ] Tema 12 ] Tema 13 ] Tema 14 ] Tema 15 ] Tema 16 ] Tema 17 ] Tema 18 ] Tema 19 ] Tema 20 ] Tema 21 ] Tema 22 ] Tema 23 ] Actividades ] Tema 24 ]

 

horizontal rule

Botánica Morfológica: www.biologia.edu.ar/botanica
Morfología de Plantas Vasculares - Facultad de Ciencias Agrarias, Sgto. Cabral 2131
2001- 2013 © Todos los derechos reservados 
Universidad Nacional del Nordeste
, Corrientes, Argentina
WEBMASTER: Dra. Ana Maria Gonzalez, CONSULTAS: Prof. Ma. Mercedes Arbo